ALIMENTACIÓN ANTES DEL EMBARAZO

ALIMENTACIÓN ANTES DEL EMBARAZO

La alimentación y el estado de salud antes del embarazo resultan dos aspectos cruciales para un buen desarrollo del embarazo. Por eso la planificación en la fase previa a la concepción es fundamental.

PLANIFICACIÓN DEL EMBARAZO

El peso junto con el estado salud constituyen dos factores importantes a tener en cuenta a la hora de planificar un embarazo.Un inadecuado estado de salud puede impactar de manera negativa sobre la salud de la madre y del bebé. En el momento de quedarse embarazada, surgen dudas respecto a la alimentación. Lo primero que se debe hacer es instaurar unos hábitos de vida saludables:

  • Practica ejercicio físico de manera regular.
  • Elimina los malos hábitos de tu vida (alcohol, tabaco, sedentarismo, drogas).
  • Introduce alimentos reales o comida real: fruta, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, lácteos, huevos, carnes y pescados.

PESO PREVIO AL EMBARAZO

Como hemos mencionado anteriormente el peso es un factor importante. Si existe sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Se incluye el riesgo a sufrir una intolerancia a la glucosa o diabetes gestacional, hipertensión gestacional.

Durante el parto, aumenta la probabilidad de tener un parto por cesárea o hemorragia post-parto y la cicatrización de las heridas se ve enlentecida. Respecto al bebé aumentan las probabilidades de dar a luz un bebé grande

NECESIDADES NUTRICIONALES

Cada fase del embarazo precisa unas necesidades energéticas y nutricionales concretas para el correcto estado de la futura mamá.

Como se indicó con anterioridad el estado nutricional previo a la concepción de la madre es importante. Por eso si no tienes unos hábitos alimentarios adecuados es el momento de cuidar tu alimentación incorporando de manera equilibrada: verduras y hortalizas, legumbres, frutas, frutos secos, huevos, carnes, pescados y mariscos/moluscos.

Estos grupos de alimentos nos van a asegurar el aporte de:

  • Vitamina D: presente en lácteos enteros, pescados azules y yema de huevo
  • Ácido Fólico: verduras y hortalizas, legumbres, frutos secos y cereales integrales
  • Vitamina B12: en alimentos de origen animal
  • Hierro: en bivalvos como mejillones, berberechos, carnes rojas.
  • Yodo: sal yodada, pescados

¿SON NECESARIOS LOS SUPLEMENTOS EN LA PRE CONCEPCIÓN?

En el caso de la suplementación antes del embarazo hay que tener en cuenta la situación concreta de cada paciente en particular.

En aquellas mujeres que estén planeando un embarazo, resulta convenientes la suplementación de ácido fólico (400 µg ) diarios 1- 2 meses antes de la concepción para evitar malformaciones del tubo neural.

La suplementación de yodo, hierro vitamina B12 y Vitamina D en la fase previa al embarazo dependerá de cada caso en particular.

Si tienes dudas, quieres cambiar tu estilo de vida, consulta a un especialista.

Sin comentarios

Publica un comentario